Lepanto: la cruz contra la media luna | NG Historia

 

Logo NG
Jueves 7 de octubre de 2021
Francesc Cervera
Francesc Cervera
Redactor web de Historia NatGeo

Lepanto: la cruz contra la media luna

 

Hoy se cumplen 450 años de la batalla de Lepanto, combate naval en el que se enfrentaron las flotas de la Liga Santa y el Imperio Otomano por el dominio del Mediterráneo. Ambos bandos se habían enfrentado durante más de un siglo, pero este encuentro supuso la victoria definitiva de los estados cristianos.

Tras un primer período de guerra provocado por la expansión islámica, en los siglos VII y VIII las tensiones entre ambas religiones se suavizaron hasta que la proclamación de la primera cruzada en 1095 volvió a reavivar el conflicto adormecido. En los convulsos tiempos que siguieron los cristianos establecieron numerosos reinos y principados por todo el Levante, reconquistando Jerusalén hasta ser expulsados de la ciudad por Saladino en 1187.

A la expulsión de Tierra Santa se le añadía la irreversible decadencia del Imperio Bizantino. Este se encontraba muy debilitado tras ser prácticamente destruido durante la tercera cruzada, de modo que no pudo frenar a un nuevo pueblo musulmán, los turcos otomanos, que en 1453 se adueñaron de su capital de Constantinopla y con ella todo el Mediterráneo oriental. Pese a estas derrotas los cristianos todavía señoreaban numerosas islas repartidas a lo largo de las costas de África, el Egeo y Oriente Próximo, que ahora se convirtieron en el objetivo prioritario de los victoriosos otomanos.

La defensa de estas aisladas colonias convirtió al mar en el escenario de una nueva guerra naval que enfrentó a las dos grandes potencias del momento, la España de Carlos V contra el Imperio otomano de Solimán el Magnífico, en una lucha sin cuartel por el poder y la fe.

Entre ambas se encontraban numerosos principados como Túnez o repúblicas marítimas como Venecia, que al no poder poder hacerles frente en solitario oscilaban entre uno y otro bando según soplaran los vientos.

El primer golpe lo dieron los turcos, quienes en 1522 expulsaron a los templarios de la Orden de San Juan de Rodas, asegurando así sus comunicaciones con Egipto. El siempre devoto Carlos decidió acoger a estos caballeros exiliados en sus dominios, cediéndoles la isla de Malta para que sirvieran de escudo de la Cristiandad contra los numerosos ataques de piratas musulmanes procedentes de los puertos africanos.

El conflicto ahora se trasladó al estrecho formado por Túnez, Malta y Sicilia, verdadera frontera entre dos mundos en la que se enfrentaban las galeras de ambos imperios. Carlos se anotó un tanto con la conquista de Túnez en 1535, reemplazando el rey títere otomano con uno de sus vasallos. Sin embargo sus fuerzas sufrieron al poco un durísimo revés en Prevesa, donde se perdieron 128 naves a manos del nuevo paladín del Islam, el temible corsario Hayreddin Barbarroja.

Esta batalla supuso además la disolución de la alianza formada entre otros por España, Portugal, Génova y Venecia, indignada esta última por la pérdida de gran parte de su flota cuando la retaguardia de genoveses y españoles se dio a la fuga. Con sus enemigos debilitados y divididos Solimán decidió atacar Malta, que se había convertido en una dolorosa espina clavada en su costado.

Todos los recursos del imperio se volcaron en la campaña, reuniendo 40.000 soldados en la minúscula isla bajo el sofocante sol del verano de 1565. Pese a hallarse superados por 8 a 1, los caballeros y sus súbditos malteses resistieron contra todo pronóstico al invasor, causándole importantes bajas durante el terrible asedio hasta la llegada de una fuerza de rescate desde Sicilia.

La posterior muerte de Solimán y las pérdidas humanas y materiales impulsaron al nuevo sultán Selim II​ a poner sus miras en un objetivo más cercano: la veneciana isla de Chipre. Pese a que sus propietarios intentaron negociar un acuerdo los turcos desembarcaron en 1570 y tras capturar Nicosia pusieron sitio a Famagusta.

Este ataque sacó por fin a la República de Venecia de su endeble neutralidad, propiciando la creación de una nueva alianza cristiana, la Liga Santa, para poner coto de una vez por todas a la expansión otomana. Las flotas de las diferentes naciones se fueron reuniendo en el puerto siciliano de Messina, al tiempo que los turcos concentraban su propia flota en Grecia con naves llegadas de los cuatro costados del imperio.

Al mando del hijo bastardo de Carlos, don Juan de Austria, las galeras de la Liga partieron al rescate de Famagusta, pero al llegar a la isla de Cefalonia recibieron la trágica noticia de que la fortaleza ya había caído en manos enemigas. Su comandante había sido clavado a una columna y cruelmente despellejado.

Este hecho casi dio al traste con la expedición, pues los españoles no deseaban arriesgar sus naves en una campaña que ya no tenía sentido. Pese a ello el espíritu cruzado de Don Juan y la furia vengativa de los venecianos se impuso, enfrentándose ambas flotas en la bahía de Lepanto el 7 de octubre de 1571.

La batalla supuso la destrucción completa de la armada otomana, que perdió casi 200 galeras junto a sus más experimentados marineros y capitanes, que cayeron en combate o fueron esclavizados. La liberación de 12.000 cristianos obligados a remar en las naves turcas fue el broche de oro, en lo que Cervantes (quien combatió en la contienda como arcabucero) definió en El Quijote como “las más alta ocasión que vieron los siglos”.

Si bien parecía que el peligro turco había desaparecido para siempre, los recursos de Selim II eran casi inagotables y en apenas un año ya se habían repuesto todas las naves perdidas. No obstante la pérdida de sus mejores marinos y la apresurada construcción de estas naves convirtieron a la nueva flota en una sombra de lo que había sido.

La progresiva desintegración del Imperio Otomano durante los siglos siguientes salvó a los pueblos y ciudades cristianas de nuevas incursiones a gran escala. Sin embargo, los ataques corsarios continuaron esporádicamente hasta principios del siglo XIX, cuando la amenaza fue erradicada en una serie de campañas llevadas a cabo por Francia, Gran Bretaña y un joven Estados Unidos.

¡Hasta la semana que viene!

  • Si te ha gustado esta newsletter y quieres recibirla en tu correo cada semana, apúntate aquí.

 

Noticias

Nuestra Politica de COOKIES es la misma que hace casi 11 años cuando empezamos

NO TENEMOS ANUNCIOS Y NUNCA LOS HEMOS TENIDO

NO TENEMOS COOKIES Y NUNCA HEMOS TENIDO

NO TENEMOS NINGUN DATO PERSONAL DE NUESTRAS VISITAS Y NUNCA HEMOS TENIDO

NO COSECHAMOS NINGUN DATO DE NUESTRAS VISITAS EXCEPTO EL NUMERO DE ENTRADAS Y NUMERO DE PAGINAS QUE SE VISITAN 

NUESTRAS ESTADISTICAS LAS FACILITA URCHIN O OVH (nuestro proveedor de servicios web) Y NO CONTIENEN NINGUN DATO PERSONAL NI EL IP DE NUESTRAS VISITAS y que publicamos todos los meses.

AGRADECEMOS A LOS CASI 3.3 MILLONES DE VISITANTES DEL  2021 HABER HECHO UN TROZO DEL CAMINO CON NOSOTROS.

AGRADECEMOS SI NO ES DE VUESTRO INTERES EL "RESUMEN" BASTA ENVIAR UN EMILIO A wiki@wikiblues.net Y AUTOMATICAMENTE CESARAN DE LLEGAR Y MUCHAS GRACIAS POR HABER ESTADO UN RATO CON NOSOTROS.   wiki                

 
Haz lo que otros no hacen, salva una vida. Gracias en nombre de todos
Siente la diferencia entre tomar un café y salvar una vida. Gracias en nombre de todos.
Con pocos Euros y un par de clicks puedes salvar una vida hoy, si no lo haces es por que no quieres. Gracias en nombre de todos.
Cada 5 segundos muere un niño de hambre, no puedes salvar a todos pero por lo menos uno? Gracias en nombre de todos.
Para salvar una vida no hay mínimos, da lo que quieras. Gracias en nombre de todos.
En este App Store puedes salvar una vida con 99 centimos de Euro, pero si quieres puedes pagar 1 Euro. Gracias en nombre de todos.
Salva una vida y mirate al espejo, veras que diferencia. Gracias en nombre de todos.
Cuesta menos salvar una vida que una tapa, prueba este sabor. Gracias en nombre de todos.
Dona 1 Euro, gana una vida. Quien te da mas? Gracias en nombre de todos.
Para dar 1 Euro o 2, no hace falta pensarlo tanto. Gracias en nombre de todos.
El salvar una criatura de la muerte por hambre, no tiene precio. Aqui lo puedes hacer por un par de Euros. Gracias en nombre de todos.
MEDICOS SIN FRONTERAS - QUIERO HACER UNA DONACIÓN Save the Children

CRUZ ROJA Española - QUIERO HACER UNA DONACIÓN

wwf - QUIERO HACER UNA DONACIÓN