Hasta septiembre

García-Albiol, después de utilizar la escoba xenófoba como elemento disuasivo, irrumpe en la política catalana para representar, sin complejos y sin tapujos, al Estado policial al que representa.

Agosto nos debe, por este orden: descanso, rearme moral, desatasco estético, reflotación ética y, last but not least, muchas vitaminas. Para resistir sin claudicar, criticar sin vomitar, y aguantar sin asumir.

Porque, entre el agobio de la Púnica que llueve sobre Gürtel, y un Rajoy convertido en objeto flotador identificado que amenaza nuestro hábitat periférico, ganas dan de pirarse en el sentido de enloquecer, como ya os decía la semana pasada. Pero llegará septiembre y tendremos nuevos retos que afrontar, con las piernas bien plantadas en esta tierra que también es nuestra.

Para leer el resto del articulo de Maruja Torres (*), seguir este enlace.  http://www.eldiario.es/zonacritica/septiembre_6_414418566.html

(*) Nací en Barcelona en 1943, hija de inmigrantes. Lo cual implica que conocí la posguerra y, por ende, la pobreza, en un Barrio Chino: el Raval. Conocí la España franquista-falangista, la franquista-opusina, la sociedad catalana colaboracionista y la que, como podía, se resignaba o resistía. Me inicié en periodismo en 1964, en el diario La Prensa, que era del Movimiento: pétrea. Luego hice prensa del corazón -Garbo- y adquirí mi estilo escribiendo en Fotogramas, loca por el cine. Estuve en el equipo fundador de Por favor. Fui freelance.

Cuando la Transición me fui a buscar trabajo a Madrid, y entré en El País, primero como colaboradora y luego como columnista y redactora. He hecho periodismo cultural -y también de girl friday- y en conflictos, incluidas guerras. Pero creedme: nada más peligroso que una redacción potente llena de ambiciosos. En 1984 me fui de El País a Cambio 16, en donde empecé a viajar. Regresé a El País, con honores -a hacer, teóricamente, lo que quería-, en 1987. Oriente Próximo, América Latina, África. Y columnas de opinión, hasta que opiné demasiado.  Escribo libros y tengo algunos premios por mis actividades.

Contenta de estar en eldiario.es y en lo digital. También colaboro con Mongolia y Jot Down, porque me pirran por igual el futuro y el papel.

 

Noticias

 

Lo que Trump necesita para

desviar la atencion sobre RUSIA !!!

Iluminar Corea del Norte ya.

28 Julio 2017 CET 18:30

Haz lo que otros no hacen, salva una vida. Gracias en nombre de todos
Siente la diferencia entre tomar un café y salvar una vida. Gracias en nombre de todos.
Con pocos Euros y un par de clicks puedes salvar una vida hoy, si no lo haces es por que no quieres. Gracias en nombre de todos.
Cada 5 segundos muere un niño de hambre, no puedes salvar a todos pero por lo menos uno? Gracias en nombre de todos.
Para salvar una vida no hay mínimos, da lo que quieras. Gracias en nombre de todos.
En este App Store puedes salvar una vida con 99 centimos de Euro, pero si quieres puedes pagar 1 Euro. Gracias en nombre de todos.
Salva una vida y mirate al espejo, veras que diferencia. Gracias en nombre de todos.
Cuesta menos salvar una vida que una tapa, prueba este sabor. Gracias en nombre de todos.
Dona 1 Euro, gana una vida. Quien te da mas? Gracias en nombre de todos.
Para dar 1 Euro o 2, no hace falta pensarlo tanto. Gracias en nombre de todos.
El salvar una criatura de la muerte por hambre, no tiene precio. Aqui lo puedes hacer por un par de Euros. Gracias en nombre de todos.
MEDICOS SIN FRONTERAS - QUIERO HACER UNA DONACIÓN Save the Children

CRUZ ROJA Española - QUIERO HACER UNA DONACIÓN

wwf - QUIERO HACER UNA DONACIÓN