El día que acabó la crisis

El día que acabó la crisis...

 La autora de este articulo publicado da que pensar...es lo más real que se ha escrito.

 Concha Caballero  (Baena, Córdoba, 1956)

Es licenciada en Filología Hispánica y profesora de Literatura en un instituto público.

 Profesora de Lengua y Literatura. Hace ya unos años pasó, felizmente, del ejercicio de la política a ser analista y articulista de diversos medios de comunicación (El País, Por ahora, de la SER, Meridiano, de Canal Sur Televisión). Amante de la literatura. Firmemente humana con los temas sociales.

Cuando termine la recesión habremos perdido 30 años en derechos y salarios...

Un buen día del año 2014 nos despertaremos y nos anunciarán que la crisis ha terminado. Correrán ríos de tinta escritos con nuestros dolores, celebrarán el fin de la pesadilla, nos harán creer que ha pasado el peligro aunque nos advertirán de que todavía hay síntomas de debilidad y que hay que ser muy prudentes para evitar recaídas. Conseguirán que respiremos aliviados, que celebremos el acontecimiento, que depongamos la actitud crítica contra los poderes y nos prometerán que, poco a poco, volverá la tranquilidad a nuestras vidas.

Un buen día del año 2014, la crisis habrá terminado oficialmente y se nos quedará cara de bobos agradecidos, nos reprocharán nuestra desconfianza, darán por buenas las políticas de ajuste y volverán a dar cuerda al carrusel de la economía. Por supuesto, la crisis ecológica, la crisis del reparto desigual, la crisis de la imposibilidad de crecimiento infinito permanecerá intacta pero esa amenaza nunca ha sido publicada ni difundida y los que de verdad dominan el mundo habrán puesto punto final a esta crisis estafa —mitad realidad, mitad ficción—, cuyo origen es difícil de descifrar pero cuyos objetivos han sido claros y contundentes: hacernos retroceder 30 años en derechos y en salarios.

Un buen día del año 2014, cuando los salarios se hayan abaratado hasta límites tercermundistas;cuando el trabajo sea tan barato que deje de ser el factor determinante del producto; cuando hayan arrodillado a todas las profesiones para que sus saberes quepan en una nómina escuálida;cuando hayan amaestrado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis; cuando dispongan de una reserva de millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables con tal de huir del infierno de la desesperación, ENTONCES LA CRISIS HABRÁ TERMINADO.

Un buen día del año 2014, cuando los alumnos se hacinen en las aulas y se haya conseguido expulsar del sistema educativo a un 30% de los estudiantes sin dejar rastro visible de la hazaña; cuando la salud se compre y no se ofrezca; cuando nuestro estado de salud se parezca al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho, por cada prestación; cuando las pensiones sean tardías y rácanas, cuando nos convenzan de que necesitamos seguros privados para garantizar nuestras vidas, ENTONCES SE HABRÁ ACABADO LA CRISIS.

Un buen día del año 2014, cuando hayan conseguido una nivelación a la baja de toda la estructura social y todos —excepto la cúpula puesta cuidadosamente a salvo en cada sector—, pisemos los charcos de la escasez o sintamos el aliento del miedo en nuestra espalda; cuando nos hayamos cansado de confrontarnos unos con otros y se hayan roto todos los puentes de la solidaridad, ENTONCES NOS ANUNCIARÁN QUE LA CRISIS HA TERMINADO.

Nunca en tan poco tiempo se habrá conseguido tanto. Tan solo cinco años le han bastado para reducir a cenizas derechos que tardaron siglos en conquistarse y extenderse. Una devastación tan brutal del paisaje social solo se había conseguido en Europa a través de la guerra. Aunque, bien pensado, también en este caso ha sido el enemigo el que ha dictado las normas, la duración de los combates, la estrategia a seguir y las condiciones del armisticio.

Por eso, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo hacernos más pobres y desiguales, sino también más cobardes y resignados ya que sin estos últimos ingredientes el terreno que tan fácilmente han ganado entraría nuevamente en disputa.

De momento han dado marcha atrás al reloj de la historia y le han ganado 30 años a sus intereses. Ahora quedan los últimos retoques al nuevo marco social: un poco más de privatizaciones por aquí, un poco menos de gasto público por allá yvoilà: su obra estará concluida. Cuando el calendario marque cualquier día del año 2014, pero nuestras vidas hayan retrocedido hasta finales de los años setenta, decretarán el fin de la crisis y escucharemos por la radio las últimas condiciones de nuestra rendición.

Uno de los artículos mas lucidos y nítidos que he leído últimamente.

Si estáis de acuerdo con su contenido, difundir entre los amigos, merece la pena.

Comentarios

El día que acabó la crisis...

sinceramente no saldremos de la crisis ni en el 14,15,16...la crisis se ha quedado de forma permanente entre nosotros y lo que conseguiremos es adaptarnos a vivir como quieren que vivamos, una situacion que ha sido premeditada y con alevosia ,lo que menos me importa es si fue con nocturnidad .Quien ha orquestado este escenario no os preocupeis en buscar quien son, sabemos lo que quieren , es solo dinero y poder, nuestra ideologias,ilusiones,no les importan , hundirnos a todos@s es su objetivo pues asi son mas poderosos y ricos, pero no saben que tambien se mueren como nosotros, su final no es nuestra salvacion tampoco pues su sitio lo utilizaran otros, El cierre del dinero, es decir descapitalizar a la poblacion es como dejarnos sin agua,las empresas ,las industrias,los comercios,no pueden ser rentables si esas piezas del domino empiezan a caer, caeran todas, Los politicos solo son un instrumento que utilizan para hacer sus acciones, no les vemos los hilos pero los manejan facilmente, tampoco estan ni preparados ,pero la sociedad les ha convertido en IMPORTANTES, jajajajajaj la frase tipica de "tenemos lo que nos merecemos" es sin duda cierta, somos unos cobardes por eso les es facil. Lorenzo Navarro Senar (1964). Es licenciado en politica de la calle que es nuestra y profesor en pagar impuestos y tasas que es nuestra obligacion.

Noticias

En 2016 solo se efectuaron 60.000 DESAHUCIOS, el Prtido Popular nos asegura que la CRISIS SE ACABO pero LOS DESAHUCIOS CONTINUAN.

La LEY MORDAZA VA EN CONTRA DE LOS QUE DENUNCIAN LA CORRUPPCIÓN Y PROTEGEN A LOS CORRUPPTOS Y A LOS CORRUPPTORES.

El PP y la BANCA MANO A MANO EN DEFENSA DE LOS CIUDADANOS.

 

 

Su obra maestra es la LEY MORDAZA

 

Este INDECENTE se fue a Las Vegas en busca de Dios, después de mucho buscar lo encontró FINALMENTE COMULGANDO ENTRE LAS PIERNAS DE UNA PUTA. wb

 

Lo de la LEY MORDAZA nos trae de calle ya que NO PODEMOS DECIR LO QUE VERDADERAMENTE PENSAMOS DE ESTE NAZI HIJO DE PUTA

 

http://www.wikiblues.net/el-neonazi-de-fern%C3%A1ndez-d%C3%ADaz-no-tiene-ni-puta-idea-de-lo-que-hace

 

Haz lo que otros no hacen, salva una vida. Gracias en nombre de todos
Siente la diferencia entre tomar un café y salvar una vida. Gracias en nombre de todos.
Con pocos Euros y un par de clicks puedes salvar una vida hoy, si no lo haces es por que no quieres. Gracias en nombre de todos.
Cada 5 segundos muere un niño de hambre, no puedes salvar a todos pero por lo menos uno? Gracias en nombre de todos.
Para salvar una vida no hay mínimos, da lo que quieras. Gracias en nombre de todos.
En este App Store puedes salvar una vida con 99 centimos de Euro, pero si quieres puedes pagar 1 Euro. Gracias en nombre de todos.
Salva una vida y mirate al espejo, veras que diferencia. Gracias en nombre de todos.
Cuesta menos salvar una vida que una tapa, prueba este sabor. Gracias en nombre de todos.
Dona 1 Euro, gana una vida. Quien te da mas? Gracias en nombre de todos.
Para dar 1 Euro o 2, no hace falta pensarlo tanto. Gracias en nombre de todos.
El salvar una criatura de la muerte por hambre, no tiene precio. Aqui lo puedes hacer por un par de Euros. Gracias en nombre de todos.
MEDICOS SIN FRONTERAS - QUIERO HACER UNA DONACIÓN Save the Children

CRUZ ROJA Española - QUIERO HACER UNA DONACIÓN

wwf - QUIERO HACER UNA DONACIÓN