Economía y economía sumergida

                              La economía funciona en tanto y en cuanto, el comercio y cuanto intercambia el ser humano, produzca beneficios a todos y sin abusos de parte, que anquilose ese comercio; o sea, que todo el que comercia ha de obtener beneficios y en la competencia de calidades y precios, el consumidor encuentre lo que le apetece o necesita a precios que pueda costear. Para que todo ello se desarrolle bien, el que gobierna a de mirar con lupa, cómo graba las mercancías y que impuestos carga a todo el movimiento comercial; puesto que éste “es el motor  de la buena o mala marcha de una economía”.

                                Cuando me obligaron a hacer el servicio militar (mili) en Melilla, entonces obligatorio en España, fue en los años 1960 y 1961 (18 meses); entonces aquella ciudad era catalogada como “plaza de soberanía española, en África”; y como tal, tenía unos privilegios de “libre comercio”. Como yo “nací en el comercio”, preguntando allí, me dijeron que la economía de aquel “mini estado”; se nutría principalmente de lo que el ayuntamiento melillense, cobraba de impuestos a cualquier mercancía que entrase en el recinto municipal, bien viniese por tierra o por mar (entonces no había aeropuerto) y que este lo tenían fijado en un diez por ciento; pagado ello, aquel comercio podía vender como le pareciera mejor las mercancías que allí llegaban de España y de “medio mundo”. El principal comercio y por cuanto pude ver, lo ejercían judíos e hindúes y de allí, se derivaban mercancías tanto hacia Marruecos, como hacia la Península Ibérica; por tanto allí había un comercio floreciente, al igual que lo había en la otra plaza situada más al oeste, o sea la de Ceuta.

                                Con esos ingresos el municipio funcionaba bastante bien y mantenía una economía muy saneada, pese a que España, entonces aún estaba en el subdesarrollo.

                                No sé qué ocurrirá hoy allí, pero si ocurrió lo que al resto de España; la imposición de sucesivos y confiscatorios impuestos, fue amargando la vida al comerciante y a su comercio; se impusieron las multinacionales en España, los monopolios de todo tipo y al final, la economía fue ahogándose hasta llegar a los extremos en que hoy se encuentra; y todo el que puede, para eludir esos altísimos impuestos, “se sumerge” en lo que se denomina “economía sumergida”, e incluso en negocios ilegales (contrabando de tabaco, drogas y vete a saber) y todo ello no sólo no arregla la economía nacional, sino que la destruye cada vez más.

                                Los que dicen gobernar (que ni supieron ni saben) y como cada vez recaudan menos, por cuanto al haber creado unos aparatos oficiales, insostenibles; ellos mismos “han ido cavando su propia sepultura”… ahora se defienden y echan la culpa al indefenso pueblo español, al que le acusan de una culpabilidad que no tiene; y nos dicen para ellos justificarse, el que cada vez más “entramos en la economía sumergida”… “o lo que también se denomina dinero negro”… ¿pero por qué se ha llegado a ello?

                                Se ha llegado a ello, por cuanto y en números redondos; casi la mitad del dinero que circula en la nación, al final llega como impuestos, a manos de unos inútiles y derrochadores políticos, que no sabiendo administrar los bienes públicos, los “tiraron y siguen tirando de forma ya criminal por lo delictiva”… ¿cómo se puede exigir tanto a un pueblo al que cada vez más se le restringen las devoluciones que les debe ese aparato derrochador que no ha sabido ni sabe distribuir los bienes públicos?

                                Nos quieren “asustar” diciéndonos directa o indirectamente, que somos delincuentes al engañar al Estado; pero no es así… los verdaderos defraudadores son las grandes corporaciones o sus dirigentes, los financieros, los grandes empresarios que manejan fortunas enormes, muchos políticos que han hecho fortunas de forma delictiva, pero encubierta… y los que de diferentes formas y maneras, tienen la ocasión de trasladar dinero en cantidades enormes y situarlos en esos malditos paraísos fiscales, donde los sitúan para que ni paguen impuestos allí y mucho menos en el lugar de donde son originarios.

                                Por otra parte la denominada economía sumergida, se da en toda Europa, incluso en Suiza, a la que fijan un siete por ciento (ABC 13-07-2013); también los tan alabados países nórdicos, la tienen; Dinamarca y Finlandia un trece por ciento; Alemania igualmente el 13 %; Suecia y Noruega un 14 % y así hasta llegar al 31 % en Bulgaria; dando todo ello una media del 18,50 %; por tanto si a España se le asigna un 19 %; sencillamente, nos encontramos en el término medio o punto de equilibrio.

                                Pero dicho todo ello y como he vivido “muchas crisis”; he de recordar por enésima vez; que en la época de la dictadura de Franco y en la que en lo relativo a impuestos, pagábamos muy poco; pese a aquel “estraperlo o mercado negro”, pese a que no había sobre nosotros una tan voraz Hacienda Pública y pese a todo lo que de miseria quieran decirnos; debido a todo ello, se pudo desarrollar un enorme y pujante comercio de todo tipo, que dio lugar a que cuando murió Franco (1975) la economía española, fuera de las más boyantes de Europa y España, el país de los menos endeudados de todo occidente; además esas deudas exteriores estaban bien respaldadas por las divisas y el oro existentes en los sótanos del Banco de España; y eso es una verdad histórica y constatable en “los papeles oficiales”.

                                Pero de todo esto nadie habla o quiere hablar… ¿les da vergüenza?                       

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

 

 

Noticias

 

Lo que Trump necesita para

desviar la atencion sobre RUSIA !!!

Iluminar Corea del Norte ya.

28 Julio 2017 CET 18:30

Haz lo que otros no hacen, salva una vida. Gracias en nombre de todos
Siente la diferencia entre tomar un café y salvar una vida. Gracias en nombre de todos.
Con pocos Euros y un par de clicks puedes salvar una vida hoy, si no lo haces es por que no quieres. Gracias en nombre de todos.
Cada 5 segundos muere un niño de hambre, no puedes salvar a todos pero por lo menos uno? Gracias en nombre de todos.
Para salvar una vida no hay mínimos, da lo que quieras. Gracias en nombre de todos.
En este App Store puedes salvar una vida con 99 centimos de Euro, pero si quieres puedes pagar 1 Euro. Gracias en nombre de todos.
Salva una vida y mirate al espejo, veras que diferencia. Gracias en nombre de todos.
Cuesta menos salvar una vida que una tapa, prueba este sabor. Gracias en nombre de todos.
Dona 1 Euro, gana una vida. Quien te da mas? Gracias en nombre de todos.
Para dar 1 Euro o 2, no hace falta pensarlo tanto. Gracias en nombre de todos.
El salvar una criatura de la muerte por hambre, no tiene precio. Aqui lo puedes hacer por un par de Euros. Gracias en nombre de todos.
MEDICOS SIN FRONTERAS - QUIERO HACER UNA DONACIÓN Save the Children

CRUZ ROJA Española - QUIERO HACER UNA DONACIÓN

wwf - QUIERO HACER UNA DONACIÓN