AGF PENSAMIENTOS Y REFLEXIONES 183

La “mejor” profesión hoy es ser político:    Lo que debiera ser vocación inconmovible y entrega máxima para organizar cada vez mejor a la sociedad; ha degenerado tanto que aquí y como ocurriera ya en los Estados Unidos (USA) en el pasado siglo, la palabra político es ya una palabra tan despreciable que roza la de insulto. Desde luego, se necesita tener “garganta de tragasables, cara de cemento armado, y oídos adaptados a no oír nada que no interese al político”, para entrar y luego permanecer en ese “mar de corrupciones y basuras”, que sin embargo se mantiene, sencillamente porque allí está el poder, que es la fuerza y no la razón. Para entender ello, no hay que ser ni inteligente en grado notable, puesto que las realidades que nos hacen vivir lo demuestran al más tonto o lerdo que sepa leer o simplemente oír bien lo que dicen esos ejércitos de corruptos.

                                POLÍTICA Y SU DESPRESTIGIO EEUU AÑOS TREINTA SIGLO VEINTE... “En Estados Unidos (EE.UU.) el desprestigio alcanzado en los años treinta del pasado siglo, fue tal, que el Presidente, F.D. Roosevelt se  vio obligado a salir al paso con esta recomendación[i]...“Tenemos que luchar  para que la palabra político deje de ser un insulto”. No se puede decir y reconocer más en menos palabras, por cuanto huelgan comentarios... ¿qué nos espera en el presente y el futuro?... me temo que más de lo mismo, tal y como vamos viendo desarrollarse la política nacional o incluso internacional en mayoría de  países. De ahí el que la gente vote cada vez menos.

                                Tras aquellas declaraciones y en un mundo cada vez más corrompido, dio lugar a la peor y más destructivas de las guerras en este mundo (la denominada II GUERRA MUNDIAL) y la que como todas las anteriores no ha arreglado nada notable para la raza “dicen que humana”; puesto que se ha llegado hasta grados en que ya lo que se está destruyendo es el propio planeta y aquí… “tenemos que vivir todos mientras podamos hacerlo”.

                                En España que es donde vivo; tenemos ahora entre otros muchos problemas, “la rebelión de Cataluña”; que para mí no es otra cosa, que un levantamiento de mercenarios que quieren conquistarla para explotar mucho más y más impunemente al conjunto de los catalanes. (De mi artículo de igual titular)

                                La decadencia sigue la humanidad retrocede: Recientemente publiqué tres artículos que en realidad es uno solo pero por lo extenso lo dividí en tres partes y relativo a “Las grandes ciudades de este pobre planeta y sus infiernos”. El tema lo vengo arrastrando desde hace más de cuarenta años y antes aún, cuando vi la realidad de una humanidad que se iba convirtiendo en “mortíferos termiteros humanos”, dominados siempre por unos tipos de delincuencia mucho mejor organizada que los gobiernos, los que corrompidos en demasía, en realidad pasaban al servicio de “los fuera de la ley”, que al final son las fuerzas que dominan toda la política, imponiendo al resto las “leyes del embudo” que solo benefician a los indeseables, todo lo cual ha llevado a los desastres actuales y a los que no prestan ninguna atención los que debieran ser los responsables de unos buenos gobiernos de los que cada vez estamos más lejanos y además, sin visos de que el cambio que necesita imprescindiblemente la humanidad, llegue en el futuro; por tanto lo que nos espera es cada vez unas situaciones peores y que ni imaginar quiero.

                                El ser humano lo entendemos como “un ser social” y por tanto para su pleno desarrollo necesitamos vivir en sociedad; sencillamente nos necesitamos los unos a los otros; pero en una armonía que nunca se ha llegado a realizar; y ahora en el tan pomposo “tercer milenio de la era de Cristo”, mucho menos, puesto que todo se deshace a ojos vista y nadie lo quiere ver y menos afrontar.  Menos aún la política o los políticos, convertida simplemente en enormes bandas de bandidos y ladrones, que entran en ella, como… “zorra en gallinero indefenso”; es por lo que el mundo decae cada vez a mayor velocidad y sin remisión de frenos verdaderamente eficaces. (De mi artículo de igual titular)

En política todo es inútil siempre acaba mal: Es lo que nos ha dicho la historia del hombre desde que se escribe la misma; todo ha sido un intento de construir para luego destruirlo, no hubo continuidad digna de mención, salvo en el largo período del Imperio Romano, tras el cual lo que dominó el mismo, “cayó en una sima que duró un milenio”. Después y aún sustentado por las bases políticas del mismo, el mundo ha seguido “creando y destruyendo” al ritmo que cada época ha marcado y así seguimos; habiendo llegado al momento actual donde ya el planeta es “una inmensa olla de grillos locos”, que incluso armados como para destruirlo por múltiples veces, siguen enfrentándose sin preocuparse por los verdaderos problemas de este desgraciado “globo estelar”, poblado por abundantísimas bandas de ladrones y bandidos, falsos religiosos y “otras muchas chusmas”, cuyos únicos intereses los fijan en las necesidades y apetencias  de “la panza y el bolsillo”; o en inmensas chuminadas, como son en realidad esa plaga mundial cual es el denominado “deporte”, que destruye más que crea pero donde se sumergen los atractivos de las masas, ya locas y totalmente desorientadas por un porvenir obscuro y en el que ni piensan, ni quieren pensar… ¿para qué?

                                Por mi parte desorientado hasta el hastío, se me van yendo las ganas de pensar y de escribir, por la inutilidad de dichos afanes, que es claro que ni sé por qué los sentí y sigo sintiendo; por ello a continuación les escribo las reflexiones de otros que también pensaron en su tiempo y que como digo, no sirvió para nada. Veamos. (de mi artículo de igual titular).

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen-ciudad.es (aquí mucho más)

 


[i] Manuel Jiménez de Parga (prestigioso jurista español) en diario ABC el 04-02-1998 en su 3ª página (la principal del periódico madrileño).

 

Noticias

Nuestra Politica de COOKIES

NO TENEMOS ANUNCIOS Y NUNCA LOS HEMOS TENIDO

NO TENEMOS COOKIES Y NUNCA HEMOS TENIDO

NO TENEMOS NINGUN DATO PERSONAL DE NUESTRAS VISITAS Y NUNCA HEMOS TENIDO

NO COSECHAMOS NINGUN DATO DE NUESTRAS VISITAS EXCEPTO EL NUMERO DE ENTRADAS Y LAS PAGINAS QUE SE VISITAN 

NUESTRAS ESTADISTICAS LAS FACILITA URCHIN Y NO CONTIENEN NINGUN DATO PERSONAL NI EL IP DE NUESTRAS VISITAS y que publicamos todos los meses.

AGRADECEMOS A LOS CASI 3 MILLONES DE VISITANTES DEL 2017 HABER HECHO UN TROZO DEL CAMINO CON NOSOTROS.

AGRADECEMOS SI NO ES DE VUESTRO INTERES EL "RESUMEN" BASTA ENVIAR UN EMILIO A wiki@wikiblues.net Y AUTOMATICAMENTE CESARAN DE LLEGAR Y MUCHAS GRACIAS POR HABER ESTADO UN RATO CON NOSOTROS.   wiki                

 

 

Lo que Trump necesita para

desviar la atencion sobre RUSIA !!!

Iluminar Corea del Norte ya.

28 Julio 2017 CET 18:30

Haz lo que otros no hacen, salva una vida. Gracias en nombre de todos
Siente la diferencia entre tomar un café y salvar una vida. Gracias en nombre de todos.
Con pocos Euros y un par de clicks puedes salvar una vida hoy, si no lo haces es por que no quieres. Gracias en nombre de todos.
Cada 5 segundos muere un niño de hambre, no puedes salvar a todos pero por lo menos uno? Gracias en nombre de todos.
Para salvar una vida no hay mínimos, da lo que quieras. Gracias en nombre de todos.
En este App Store puedes salvar una vida con 99 centimos de Euro, pero si quieres puedes pagar 1 Euro. Gracias en nombre de todos.
Salva una vida y mirate al espejo, veras que diferencia. Gracias en nombre de todos.
Cuesta menos salvar una vida que una tapa, prueba este sabor. Gracias en nombre de todos.
Dona 1 Euro, gana una vida. Quien te da mas? Gracias en nombre de todos.
Para dar 1 Euro o 2, no hace falta pensarlo tanto. Gracias en nombre de todos.
El salvar una criatura de la muerte por hambre, no tiene precio. Aqui lo puedes hacer por un par de Euros. Gracias en nombre de todos.
MEDICOS SIN FRONTERAS - QUIERO HACER UNA DONACIÓN Save the Children

CRUZ ROJA Española - QUIERO HACER UNA DONACIÓN

wwf - QUIERO HACER UNA DONACIÓN